Share
Preview
Lunes, 26 de julio de 2021

Memoria de los Santos Joaquín y Ana

Mateo 13, 31-35

Amigos, el Evangelio de hoy compara el reino de Dios con una semilla de mostaza que, “una vez sembrada, crece y llega a ser la más grande de todas las hortalizas”. Parece ser una ley de la vida espiritual que Dios quiere que las cosas buenas comiencen siendo pequeñas y crezcan con el tiempo.

Estamos tentados a decir: “Tú eres Dios. ¡Hazlo!” Pero, ¿por qué Dios opera de la manera que lo hace? Podríamos intentar brindar alguna explicación. Es algo común en los relatos de la Biblia ver que Dios se regocija cuando cuenta con nuestra cooperación. Quiere involucrarnos, a través de la libertad, la inteligencia y la creatividad, de lo que estamos haciendo. Entonces Él planta semillas y quiere que nosotros las cultivemos.

Recordemos lo que Dios dijo a San Francisco: “Francisco, reconstruye mi Iglesia”. Dios podía reconstruir la Iglesia sin Francisco, pero quería que se involucrara.

Cuando las cosas empiezan pequeñas, también pasan desapercibidas mientras ganan fuerza, peso y seriedad. Además, los involucrados pueden ser evaluados y juzgados. Supongamos que quieren hacer algo grande en la vida de la Iglesia, y rezan y Dios les da lo que quieren. Es posible que no estén listos para ello, y el proyecto se agotará. Así que tengan paciencia y acepten las pequeñas invitaciones.




Word on Fire Catholic Ministries, PO Box 170, Des Plaines, IL 60016, United States

Manage Your Email Preferences


Email Marketing by ActiveCampaign